Sado sumisa

Servicio de sado erótico en el que la escort es dominada por otra persona. La escort asume el rol de "escort sumisa".

Hay diferentes maneras de disfrutar el sadomasoquismo o sado erótico. Las personas a las que les gusta este juego de dominación-sumisión pueden obtener placer sexual ejerciendo el papel de dominante o de sumiso. Al dominante le gusta mandar y ser obedecido, encuentra placer en someter a alguien a sus deseos y anhelos. El sumiso siente placer sexual cuando obedece o cuando es castigado por su ama sexual o dominatrix.

¿Quieres una esclava? ¿Una gatita? Sado sumisa es lo que buscas

Es importante tener en cuenta que este tipo de encuentros sexuales son peligrosos si no se toman las medidas necesarias para practicarlo sin riesgos y de común acuerdo entre ambas partes. Las condiciones de un encuentro sadomasoquista serán siempre acordadas previamente entre la dominatrix y el hombre sumiso o entre la escort sumisa y el dominante y nunca excederán los límites marcados por ambos.

A muchos hombres les gusta sentir el poder de tener a su merced a la pareja durante el acto sexual. Si lo que buscas es vivir una experiencia vertiginosa donde el placer lo impongas tú, atrévete a descubrir la experiencia sado sumisa  Barcelona.

Sado sumisa es un servicio sexual que se refiere a la sumisión de una profesional que disfruta con juegos eróticos y juguetes sexuales como mordazas, esposas, cadenas o látigos. En este caso, será el hombre quien ejerza todo el poder sobre la mujer sumisa y el papel de ella será obedecer sus órdenes y cumplir sus fantasías. En Maison Close contamos con las mejores profesionales en técnicas sadomasoquistas de sumisión

La escort sumisa no participará bajo ningún concepto participará de esta práctica si considera que no se dan las condiciones ni la seguridad adecuadas para una relación de sadomasoquismo.

Te animamos a participar en este tipo de práctica tanto si eres fanático de este tipo de experiencias como si estás buscando abrirte a nuevos horizontes de carácter sexual. Ven a Maison Close y descubre los límites del placer.