Masajes eróticos

Este tipo de masajes está realizado por escorts, abarca todas las zonas del cuerpo aumentando el placer y retardando el orgasmo.

Esta es una de las prácticas más versátiles de todas. Consiste en un masaje muy sensual que no solo comprende la espalda, los hombros o el cuello, sino que también incluye tocar y masajear las zonas del cuerpo que los masajes normales dejan de lado. Pene, testículos, vagina, pechos y nalgas se añaden al masaje erótico para crear una experiencia única.

Los masajes eróticos pueden variar de intensidad y de técnica dependiendo de los gustos de la persona que los reciba. Algunas personas desean masajes relajantes y sensuales, mientras otras los prefieren más atrevidos y excitantes. Por eso existen masajes eróticos para todos los gustos y pueden resultar altamente placenteros si se combinan con técnicas orientales milenarias como el masaje tántrico o el masaje Nuru, entre otros.

Hay muchas variedades de masajes eróticos ¿Quieres probarlos todos?

Son un preliminar perfecto para empezar un encuentro y también pueden ser el protagonista perfecto de la velada. La clave de los masajes eróticos es que, aunque incluyan tocamientos y estimulación erótica, no existe una regla que obligue a convertirlos en una sesión de sexo. Sin embargo, el erotismo y la sensualidad de la situación pueden convertir un masaje erótico en uno con final feliz. El masaje erótico con final feliz sí que implica sexo, ya sea masturbación manual o felación a la persona masajeada.