Lluvia dorada

Este servicio sexual se refiere a la acción de ser orinado o de orinar sobre otra persona que previamente ha dado su consentimiento a este fetiche.

Lluvia dorada es la práctica sexual consistente tanto en orinar como en ser orinado y obtener placer sexual con ello. El nombre real de esta práctica es “urolagnia”, una palabra de origen latino que comparte el sufijo con otras parafilias o filias sexuales. En los últimos años, lluvia dorada ha pasado a formar parte del vocabulario coloquial, provocando que urolagnia caiga en el olvido y que casi cualquier persona sepa el significado de lluvia dorada.

Lluvia durada: una experiencia erótica incensaría 

Hay algunas personas que sienten un placer intenso cuando orinan sobre su acompañante en la cama. Y, dentro del fetiche de lluvia dorada, se da el caso contrario: también hay personas que se excitan cuando otra persona les orina en la cara, en la boca o en cualquier otra parte del cuerpo.

Esta práctica resulta incomprensible para las personas que nunca la han probado o que la han probado en alguna ocasión y no han disfrutado con ella. Sin embargo, la mayoría de quienes se han atrevido a dejar atrás prejuicios y tabús sexuales para probar este fetiche, han descubierto sensaciones nuevas y placeres insospechados.

Si te pica la curiosidad pero todavía no se te ha presentado la oportunidad de probarlo, es tu momento perfecto para conocer a una escort experta en lluvia dorada.