Ducha erótica

Durante la ducha erótica la escort y su amante se enjabonan sensualmente dando paso a los juegos preliminares que preceden al resto de servicios.

Casi con total seguridad, la ducha erótica será el primer servicio que disfrutes cuando estés a solas con una mujer en la habitación. Ella te esperará en la ducha desnuda o te cogerá de la mano para invitarte a tener el primer contacto y conoceros un poco mejor antes de empezar con el sexo propiamente dicho.

Durante la ducha erótica, la escort utilizará sus armas de mujer para excitar al hombre con caricias, roces, susurros e incluso besos. Es el momento perfecto para conoceros mejor utilizando vuestros cuerpos y vuestras manos, palpando, enjabonando y masajeando el cuerpo del otro.

Comparte una ducha erótica con una chica hermosa

Todos los elementos de la ducha erótica contribuirán a aumentar el erotismo y la sensualidad: el agua caliente, el vapor y el jabón. El hecho de estar dos personas desnudas en un espacio tan reducido también será una invitación al toqueteo y, en definitiva, al erotismo.

Aunque puede parecer un servicio bastante básico, es la manera perfecta tanto de empezar como de acabar una cita sexual. Empezar con una ducha erótica es la mejor manera de romper el hielo, dejar la vergüenza fuera y darte un baño de placer con una acompañante de lujo.