La magia del beso

El pasado 6 de julio fue el Día Internacional del Beso. ¿Besó usted a alguien o dejó en el olvido este importantísimo día? Si es así, no se preocupe, puede recuperar el beso perdido en cualquier momento. Para besar, nunca es tarde.

¿Por qué un beso puede ser tan electrizante y decir tanto sin una sola palabra? Es una de las maravillas del género humano. Por fin una manera de expresarse sin cometer errores. La manera perfecta de que nos entiendan con un simple gesto. Aun así, la gente prefiere mandarlos por Whatsapp y cortarse en persona.

El beso utilizado en el ámbito pasional y sexual es la inevitable forma de comunicarnos con nuestra pareja. Cariño, amor, ardiente deseo y éxtasis se unen en un beso. Es el desencadenante de toda una experiencia sexual. Con solo uno de ellos bien empleado, se prende la llama y la habitación entera.

Los besos y sus significados

Como ya hemos dicho, el beso es una excelente herramienta de comunicación. A veces queremos decir exactamente lo que nuestro beso comunica pero si tenemos dudas, podemos echar un vistazo a esta guía rápida.

Cubrir de besos a la pareja o besarla en algún sitio bien pensado, son técnicas para despertar su pasión. El cuello, los labios, el lóbulo de la oreja o la espalda son buenas zonas para insinuar lo que queremos de ella. A veces, un beso suelto y bien dado es la mejor manera de encender a nuestra compañera.

Aunque no lo parece, el beso largo, fuertemente abrazados y con la boca cerrada puede ser una experiencia sobrecogedora en la que los sentimientos más auténticos afloran.

El beso en la mano es muy romántico. Indica que no ponemos a sus pies. Nos tiene a su disposición para lo que desee, tanto en la cama como fuera de ella.

El beso en las mejillas se supone menos pasional y poco visto en pareja, sin embargo, denota tanto cariño que si damos varios seguidos hasta llegar a la boca pasando por el cuello, nuestra pareja captará la indirecta de inmediato. No solo queremos demostrarle nuestro cariño sino también nuestro amor físicamente.

El beso en el que solo se tocan las lenguas es una manera muy eficaz de quitarse la ropa y comenzar a disfrutar de la intimidad.

Besos sexuales

Hay besos menos románticos pero igual de potentes que los anteriores. Son los usados en el sexo o en el porno. Ahí donde se dan más ganas de experimentar y cruzar límites, empezamos a hablar de los besos y los colores.

Probablemente, ha escuchado mencionar el beso del payaso, el blanco o el negro. os dos últimos, son muy recurrentes en las pelis porno y no tan fáciles de practicar en la vida real. Tanto si los vamos a probar como si no, está bien saber en qué consisten y tratar de imaginarnos haciéndolos. Si le pican las ganas, siempre puede llamar a una bellísima escort y esclarecer las dudas con ella.

Beso del payaso

El beso del payaso podría vincularse con la hematofilia. La hematofilia es el fetiche de practicar sexo con sangre. Tiene que ver con los vampiros, con la menstruación y con ir mucho más allá del vanilla sex.

En muchas culturas, practicarlo es cuestión de hombría. En otras, que cura enfermedades o que tiene poderes para rejuvenecer; e incluso se cree que quien lo practica quedará unido para siempre a la mujer.

En el beso del payaso, se practica sexo oral a una mujer que está con la regla. No es difícil imaginar por qué se llama así. Al retirar la boca, quedará una marca roja alrededor de ella.

Para practicarlo, sobra decir que el amante tiene que abrir la mente y estar dispuesto a hacer disfrutar a la mujer a tope. No en vano, los días de la regla son esos en los que los orgasmos son mucho más intensos debido a los cambios hormonales. Sería una pena perder la ocasión. Aunque, por otro lado, afortunadamente, la ocasión se presenta todos los meses.

Beso blanco

El beso blanco se dice snowbolling en inglés. Los vemos en las pelis porno de cada día. En el beso blanco, después de eyacular en la boca, ambos comparten y juegan con el semen hasta que alguien se lo traga o lo escupe. Ni que decirse tiene que esta práctica sexual es de alto riesgo y que no se hace con todo el mundo.

Las escorts porstars que ofrecen una experiencia sexual sin preservativos, tal y como lo hacen en los filmes, solicitan análisis y una buena suma de dinero para prestarse a hacer el beso blanco con su cliente.

Beso negro

El beso negro se conoce en inglés como black kiss. Se trata de besar, lamer e introducir la lengua en el ano de nuestra pareja. Es una práctica más habitual que el beso blanco pero no por eso tan accesible como un francés.

En el beso negro también hay un alto riesgo de enfermedades de transmisión sexual por lo que no todas las escorts están dispuestas ni aun mostrando una buena suma de dinero. Las que lo practican, seguramente, se la pedirán.

Este servicio suele preceder a introducir juguetes por el ano del cliente. Muchos hombres han arrojado sus tabúes a la papelera y no quieren perderse el placer que les brinda su ano.

Algunos clientes pagarán por hacerle un beso negro a la escort, pero otros muchos, pagarán para que ella se lo haga y continúe con su maletín de dildos y lubricantes.